miércoles, 3 de octubre de 2012

«Vender ACB es una cosa; Autocid vende ilusión»

Está cumpliendo su sexta campaña en Autocid Ford y mantiene la misma ilusión e idéntica ambición que cuan do llegó un 14 de noviembre de 2007. Su carácter ambicioso, trabajador y muy exigente se plasma en sus equipos y si no logra transmitir sus convicciones a sus jugadores sufre. Esta campaña está contento. Cuenta con una plantilla de calidad y sabedora de la importancia del equipo por encima de las individualidades. Confía en ellos y espera mantener viva la ilusión en la afición burgalesa.

Después de 5 años dirigiendo al equipo, ¿qué puede ofrecer a la afición?

Trabajo, el trabajo más honesto posible. Yo estoy dispuesto a darlo todo por el club. Lo he hecho todos los años y seguiré haciéndolo. Además, trabajar con esta afición es una maravilla.
¿En el aspecto deportivo?
Llegar lo más arriba posible. En principio, debemos tener paciencia con los exteriores. Hay jugadores que no están bien y necesitan un periodo para recuperarse físicamente y en la pista. Eso conlleva su tiempo. En cuanto al resto del equipo está bastante bien.
¿El reto de este año es más exigente que el de los pasados?
Siempre hay que tener objetivos y luchar por estar lo más arriba posible. La pasada campaña no hicimos un gran juego pero tuvimos buenos resultados. Lo importante es conseguir un buen juego y una buena clasificación. Esta temporada con 14 equipos todo estará más igualado. Los equipos han reducido presupuestos y los jugadores se han amoldado. Además la Liga ha perdido efectivos. Unos 40 jugadores han pasado a ACB.
¿Habrá algún jugador joven que destaque?
Uriola del Lleida me ha llamado la atención. Es muy físico, atlético y es capaz de jugar de en el poste alto y penetrar. También creo que hay que tener en cuenta a Leonavicius; ya destacó en Huesca y ahora lo hará más en Breogán. Hay varios jugadores.
¿Se siente valorado?
Si te fichan es porque te valoran. Después de 5 años hay muchos factores que afectan a la continuidad. Al final, los pones en una balanza y se decanta para seguir. No es una disculpa para evitar responsabilidades, al contrario.
¿Cómo está afectando la crisis en los equipos?
Como en lo demás. Se han reducido los presupuestos y, por lo tanto se han bajado los sueldos de jugadores y entrenadores. De todas las formas tenemos que dar las gracias por tener un buen trabajo.
¿Considera que el deporte está sobredimensionado?
En su momento, cuando la economía estaba boyante es cierto que se pagaba bien porque todo el mundo disponía. Ahora en el baloncesto no hay tanta desmesura como en el fútbol, aunque ha habido equipos históricos con presupuestos más altos de los que podían responder. Por eso los eres, concurso de acreedores, etc.
¿Qué opina del cambio de nombre del Lleida?
Prefiero no opinar sobre eso, cada uno hace lo que cree que debe hacer. No soy la persona más idónea para opinar. Lleida tiene un equipo de baloncesto y eso es lo importante. Dónde se inscribe es lo de menos.
¿Ha bajado el nivel de los equipos?
Más o menos igual que la pasada. En el último año hay muchos extranjeros y comunitarios que han optado por otras ligas. Buscan el mejor postor, Francia, Alemania e Italia. Hay otros que por nostalgia siguen en España y se quedan, pero son los menos.
Vender ACB ¿es una quimera en Burgos?
Vender ACB es una cosa, Autocid Ford vende ilusión. Hay que pensar en ACB cuando te lo hayas ganado en la pista. Cuando ha hecho méritos deportivos es cuando puedes empezar a soñar ACB. Nosotros tenemos la ilusión de conseguir lo más alto. Decir que vamos a ACB antes de hora es contraproducente. Hay muchos factores que influyen, lesiones, bajones anímicos, físicos... Tenemos que trabajar para ser regulares y estar al 100% en todo momento.
¿Qué equipos hay que tener en cuenta esta campaña?
Veo muy bien al Barcelona, con jugadores jóvenes y de mucha calidad que irán de menos a más. Suplirán la falta de experiencia con talento. Hay que tener en cuenta que en dos o tres temporadas la mitad de ellos estarán en ACB. También habrá que tener en cuenta a Breogán, Lleida, Navarra y Palencia. Me gustó mucho en pretemporada.
Andreu Casadevall, entrenador del Autocid Ford DB/Alberto Rodrigo

Cambiamos de tercio, ¿es fácil compaginar la vida personal con la profesional?
No es nada fácil. Tener a la familia lejos cuesta, pero es mi profesión y el sustento de mi familia. Siempre que el trabajo me lo permite viajo a Valencia para estar con ellos. Es un sacrificio alto pero trabajo en la profesión que me gusta. Hay muchas profesiones así: camioneros, comerciales, montadores de los molinos de viento... y los que están en el extranjero. Yo tengo la suerte de poder estar con ellos cada 15 días.
Ha compartido polideportivo con el UBU de voleibol y es amigo de José Miguel Pérez, ¿cómo ha vivido su desaparición?
Hace poco lo hablaba con un aficionado de Burgos. Es una lástima que un club con la historia del UBU y que ha competido en lo más alto no pueda sacar un presupuesto para continuar. Una ciudad como Burgos no debería permitir que desaparecieran equipos. En los momentos difíciles todo el mundo debería apoyar.
Se mantienen los dos equipos de baloncesto en El Plantío, ¿a qué cree que se debe?
Hay una persona que no teme a las cosas. Se llama Fernando Andrés, es un luchador, emprendedor y siempre analiza en positivo. Lo ha demostrando creando un club de la nada hasta subirlo a la segunda división. Además en la directiva hay buenos empresarios que se implican y que aportan su grano de arena. Fernando lleva muchos años detrás del baloncesto con sus empresas y lo hace a pesar de la poca ayuda. Nosotros tenemos uno de los mayores presupuestos de la Liga. En cuanto a las chicas lo desconozco, pero está claro que se mantienen porque detrás hay personas que se dedican a sacar dinero. Javier Ruiz lo busca con intensidad.
Por último, ¿tiene alguna espinita clavada?
No culminar las dos finales de play off. De manera especial, la primera vez. Era un sueño que no me planteaba pero lo sacábamos adelante, luego se lesionó Chris Hernández y se acabó. Ante Obradoiro lo peleamos pero no estaba el santo de cara. Era mejor equipo que nosotros, que teníamos varios jugadores lesionados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario