sábado, 20 de octubre de 2012

A disposición de Casadevall

Regreso. El alero argentino de Autocid Ford ya está en condiciones de ayudar al equipo mañana en Lugo ante Breogán

«Lo bueno es que estoy a disposición de Andreu». La frase de Franco Rocchia refleja la alegría que siente el alero por su franca mejoría y porque recupera las sensaciones de jugador. Ha superado la lesión de su hombro; ha experimentado una importante mejoría y está en condiciones de jugar.
Los plazos, que han sido un tanto difusos, parece que se han cumplido. Franco Rocchia reaparecerá en el tercer partido de la campaña frente al Breogán. El duelo se disputará mañana, a partir de las 11.00 horas y será retransmitido por La 8 Burgos.
«Estoy muy contento. Poco a poco estoy llegando a la meta. No voy del todo bien, porque tenemos que ir paso a paso. Hace tres semanas empecé a trabajar con el equipo en el uno contra uno; hace dos ya completé el cinco contra cinco. Puedo entrenar con golpes y sentir el baloncesto, aunque me siento un poco raro porque me falta mucha chispa, mucho balón y mucho juego», comenta Franco Rocchia horas antes de emprender viaje a Lugo.

Franco Rocchia vuelve a sonreír y mañana podría jugar unos minutos en la pista del Breogán.  DB/Luis López Araico El alero argentino, con pasaporte italiano, confiesa que sigue trabajando muy duro para conseguir una perfecta recuperación de su hombro: «Además de los entrenamientos, sigo trabajando con el fisioterapeuta, Víctor López, y con el preparador físico, Raúl Sáez. Eso no lo abandonamos».
Franco Rocchia ya puede jugar pero todavía tiene molestias y le perdurarán durante algún tiempo. «Hace unos días fui con Víctor a Madrid a ver al médico que me operó y me explicaron que las molestias son normales. Empezarán a remitir cuando me dejen tranquilo entre comillas. Digo entre comillas porque las molestias desaparecerán con el descanso. Ahora estoy haciendo ejercicios específicos y varios tratamientos y eso impide que el hombro se relaje. De todas las formas, esto no es problema», explica.
Franco Rocchia tiene 26 años y llegó a España hace 10 años de la mano del Baloncesto León. Allí se formó como jugador y estuvo cedido en equipos de LEB Oro como Inca y Hospitalet. Las últimas cuatro campañas las pasó en el cuadro castellano. En las dos primeras hizo gala de una excepcional progresión, convirtiéndose en uno de los aleros más destacados de la competición merced a su talento ofensivo y a sus excelentes cualidades como defensor. Es un jugador muy físico, mide 1,95 metros.
Por contra, las dos últimas temporadas sufrió un verdadero calvario. Se lesionó en su hombro derecho y en diciembre de 2010 pasó por el quirófano. Jugó pocos partidos. Inició la campaña 2010/11 con gran ilusión pero recayó en octubre. Aguantó con los problemas físicos y una vez finalizada la campaña volvió a ser intervenido quirúrgicamente. Ha estado 5 meses trabajando al máximo y será mañana cuando vuelva a tocar un balón en partido oficial.
«Lo bueno es que estoy a disposición de Andreu. Sé que estoy un paso por detrás de mis compañeros y jugar o no jugar es una decisión del técnico más que mía», analiza.

apoyo. Franco Rocchia ha recuperado la sonrisa porque empiezan a quedar atrás las preocupaciones, aunque siempre ha contado con el apoyo de sus compañeros. «Una lesión siempre es complicado y no agrada a ningún jugador. Todos sabemos cómo se pasa cuando se está lesionado», destaca.
Desde el banquillo ha visto la evolución del equipo. «Cometemos errores, algo que es normal a principios de temporada; pero tenemos dos victorias y eso te da mucha moral. Es bueno, pero no por ello hay que lanzar las campanas al vuelo. Lo positivo es que somos conscientes de nuestros errores y trabajamos para corregirlos. Somos un equipo largo y físico y actualmente somos el equipo que menos nos han anotado», observa. Para Franco la mejoría es sensible y dice que «queda mucho trabajo pero poco a poco nos vamos conociendo, sabiendo cómo gusta recibir la bola, tirarla, etc.».
Por último, el alero argentino avisa de la peligrosidad del Breogán: «Tiene unos interiores que igual postean que tiran; sus exteriores corren mucho y habrá que trabajar duro para sujetarles. Habrá que tener mucho cuidado en Lugo si queremos ganar», concluye el jugador de Autocid Ford.

No hay comentarios:

Publicar un comentario