miércoles, 19 de septiembre de 2012

La ‘sentencia Gloger’ salpica a Sikma

La participación del interior en una Liga de Verano americana abre un nuevo capítulo del culebrón / Los abogados del demandante se entrometen para que la FIBA no facilite el tránsfer / Autocid Ford se refugia en el Artículo 3.71
 
El club burgalés se ampara en la misma restricción que impidió el fichaje de Anagonye

La ‘sentencia Gloger’ vuelve a cruzarse en el camino del Autocid Ford. Una nueva acción de los abogados del ex jugador pone en entredicho la presencia de Luke Sikma en Burgos a la espera de que la FIBA, máximo organismo internacional, tramite en los próximos días el tránsfer del interior. El ‘7’ trabaja con normalidad durante este periodo de pretemporada mientras la entidad confía en que los responsables federativos desoigan esta estrategia.
Cabe recordar que el Tribunal Arbitral de Baloncesto (BAT) falló en octubre de 2011 a favor de Spencer Gloger en la denuncia presentada por el alero tras la resolución del contrato firmado con el Autocid en el verano de 2010. El club, además de verse obligado a saldar una compensación de 55.000 euros más los intereses acumulados, no puede contratar desde entonces a jugadores cuya licencia no esté en España.
Asumida esta situación, el equipo local abordó meses después el fichaje de Aloysius Anagonye. La Federación Española tramitó la ficha provisional, pero el de Michigan no pudo jugar en El Plantío por una especificación del castigo. La restricción es activa en el momento de la sanción (31 de octubre de 2011), momento en el que Anagonye militaba en el Union Olimpija Ljubljana. Es decir, no cumplía con esa condición a pesar de que su último equipo era el Valladolid.
El CB Atapuerca rompió el acuerdo con el pívot después de que la FIBA se amparara en el artículo 3-71 del apartado correspondiente a las Restricciones de Licencias de la Internal Regulations. Este reza que «en caso de que la FIBA haya impuesto una sanción a un club de acuerdo con el artículo 3-300d ('las sanciones del Tribunal de Arbitraje deben ser respetadas’) y mientras la sanción siga en vigor, sólo los jugadores con licencia en la federación correspondiente en el momento de la prohibición puede ser transferido a ese club».
El proyecto 2012/2013 aplicó la lección aprendida, como antes hicieran Menorca o Granada y ahora también Alicante. Los diez jugadores de la plantilla actual competían en España en el momento de la sanción, pero Luke Sikma se ha convertido en el nuevo protagonista involuntario de este embrollo.
Procedente del UB La Palma, la situación del norteamericano cambia al competir durante los últimos meses en la Liga de Verano de los Minnesota Timberwolves. Ahora, el tránsfer del jugador está en Estados Unidos y los abogados de Gloger no han dudado en poner trabas a su necesario traslado a España para que pueda competir en Burgos.
Autocid ya ha mandado un escrito a la FIBA en el que solicita el mencionado tránsfer y, hasta el momento, no ha recibido respuesta alguna. El club burgalés se mueve con prudencia, puesto que las «normas» no dejan lugar a la duda. «Según el reglamento podíamos fichar a Sikma y, salvo que exista otro, nos regiremos por esas normas», señala Javier Barriocanal, responsable deportivo del club azulón.
«No apelamos a la justicia ni a la ética, sólo a la legalidad. El famoso artículo 3-71 es claro y lo que hoy es negro, mañana no puede ser blanco», insiste. «Si con Anagonye se especificó que no podemos fichar jugadores que estuvieran fuera de España en el momento de la sanción, eso implica que no debe haber problemas con Sikma», afirma.
Ahora, el CB Atapuerca apuesta por mantener la calma y la normalidad a la espera de una resolución por parte de FIBA. Mientras tanto, Sikma será un jugador más del proyecto azulón para el curso 12/13.

No hay comentarios:

Publicar un comentario