lunes, 14 de mayo de 2012

Nervios de acero. 66-68.

Autocid Ford Burgos se impone en un partido muy igualado en el que ninguno de los dos conjuntos obtuvo una renta mayor a siete puntos. El mejor fue Jesús Castro con 19 puntos.

Si algo define el tercer partido de la serie entre Cáceres y Autocid Ford Burgos es Igualdad. Andreu Casadevall dio con la tecla de inicio, en el que el conjunto castellano aguantó perfectamente el primer arreón extremeño. El marcador iba avanzando a base de pequeñas rachas de unos y otros. Nunca más de cinco puntos distanciaban a unos y otros. Así se cerró el primer cuarto, igualdad máxima (19-19). El segundo cuarto fue el más difícil para los naranjas, escasa anotación, muchos errores ofensivos bajo aro y Cáceres a siete puntos (29-22). De nuevo una racha favorable para los visitantes devolvió el equilibrio al partido, antes de que se llegase al descanso (34-33). La segunda parte fue in crescendo en cuanto a intensidad defensiva. Las vueltas de tuerca seguían apretando los ajustes defensivos que dejaban pocas posibilidades ofensivas a unos y a otros. Síntoma de la igualdad es que Cáceres cerró el tercer periodo con la máxima ventaja al final de un cuarto, 55-52. El último cuarto se convirtió en una oda al baloncesto. Cada canasta se celebraba como si fuese la última. Autocid consiguió una pequeña renta de seis puntos (57-63), pero para nada definitiva. El Pabellón Multiusos cada vez era más sonoro y los burgaleses supieron gestionar mejor los nervios naturales de un final que puede darte la ventaja en la serie, o ponerte contra las cuerdas en territorio enemigo.
El partido.
Menos afición de la que se esperaba en el Pabellón Multiusos Ciudad de Cáceres. Ambos laterales bien poblados pero sin presencia verdinegra en los fondos. Andreu buscó el factor sorpresa en el quinteto que planteó de inicio, formado por Juan Aguilar, Rafa Huertas, Ross Schraeder, Jerome Tillman y D.P. La búsqueda de mayor fluidez y la ruptura del esquema de Aranzana funcionaron. El equipo burgalés, formado de naranja salió con equilibrio y acierto exterior. Rafa Huertas con un triple y Ross Schraeder con dos consecutivos, pusieron a los visitantes por delante en el marcador (7-11). Algunos errores ofensivos permitieron contrataques de los extremeños que anotaron un parcial de 7-2 (15-13). El balance de fallos y aciertos estaba tan equilibrado que ambos equipos se encontraron en los 15 puntos, y caminaron juntos hasta el final del primer cuarto con un 19-19 en el luminoso.
En el segundo periodo comenzaron ambos equipos muy acertados en defensa y eso permitió pocas concesiones. Con casi tres minutos disputados, sólo dos triples y un libre de los locales habían subido al marcador (23-22). Dos acciones de los locales a la contra desembocaron en un tiempo muerto de Andreu Casadevall (27-22). La renta era escasa, pero los burgaleses no podían dejar que aumentase más porque entonces sería remar demasiado contracorriente. Los naranjas consiguieron mantenerse cerca, a pesar de que estaba siendo un cuarto con numerosos errores defensivos (34-30). Un pequeño parcial de 0-3 para llegar al descanso con 34-33 en el luminoso.
En el tercer cuarto salieron de inicio los cinco hombres que tan buen resultado dieron en el inicio de partido. El arranque fue espectacular, triples de Ross y Juan Aguilar que sumados al 2+1 de Jerome, pusieron la máxima diferencia visitante en el Multiusos (41-46). Al ecuador del tercer cuarto se llegó con un parcial de 5-0 que devolvió el empate al marcador (46-46). La dinámica no se cerró con los dos puntos de los burgaleses, y otro parcial de 5-0 se repitió, lo que llevó al tiempo muerto visitante (53-48). La salida estelar de Ross con dos canastas consecutivas, metieron de lleno a Autocid en el partido (53-52). Con pocos segundos por jugar, se llegó a la bocina del final con 55-52 en el electrónico.
Mucha igualdad al inicio del último cuarto. Jesús Castro rompió el hielo con un nuevo triple de Autocid Ford Burgos que devolvía la máxima igualdad (55-55). La racha continuó con cinco nuevos puntos (55-60). Aranzana paró el reloj en una fase del partido decisiva. En ese momento Andreu planteó una presión a toda la pista de los hombres exteriores. En la noche de los triples, Jesús Castro le puso la firma a uno más (57-63). La presión en el Multiusos cada vez era mayor. Cáceres se vino arriba con un buen parcial de 6-0 que significó el empate a 63 puntos, a falta de cuatro minutos para la conclusión. Las defensas en ese momento alcanzaron la máxima intensidad que pueden alcanzar y ambos equipos llegaron a empatar a 65, con sólo un minuto por jugarse. Tiempo muerto de Andreu para marcar la última jugada. Rafa Huertas agota los segundos de posesión para no dejar segundas oportunidades. Lo intentó de tres pero el balón fue al hierro y lo recuperó Jerome Tillman para meter el triple del triunfo a falta de 1,6 segundos para el final. Aranzana tuvo una última bala en la recámara que Dani Rodríguez pudo aprovechar en un lanzamiento más allá de los 6,75 metros, pero en esta ocasión la pelota no entró y Autocid Ford Burgos pudo celebrar la victoria de un gran partido de baloncesto (66-68).
Parciales: 19-19 / 15-14 / 21-19 / 11-16.
Autocid Ford Burgos: Pep Ortega (5), Rafa Huertas (7), Mateo Kedzo (0), Jesús Castro (19), Darren Phillip (5), Juan A. Aguilar (8), Marcus Vinicius (3), Jerome Tillman (8), Ross Schraeder (13).
Cáceres Patrimonio de la Humanidad: Leon Williams (10), José Ángel Antelo (9), Pedro Robles (0), Juan Sanguino (0), Dani Rodríguez (6), Justin Sedlak (3), Xavi Forcada (2), Carlos Cherry (9), Francis Sánchez (23), Sergio Olmos (4).

No hay comentarios:

Publicar un comentario