martes, 24 de abril de 2012

¡SUBCAMPEONES! 67-64

Autocid Ford Burgos realiza un gran partido y se lo dedica a Dani López. Marcus Vinicius se salió realizando un doble-doble, 12 puntos y 10 rebotes que le dieron 29 puntos de valoración.

Objetivo cumplido. Autocid Ford Burgos firma su mejor temporada regular de toda la historia, cerrando el subcampeonato. El partido ante Grupo Iruña con Dani López en el dique seco, le daba un plus de dificultad. Juan Aguilar respondió, Jesús Castro cumplió y la faceta de base se suplió correctamente. Mateo Kedzo también tuvo una gran responsabilidad, parar a Starosta, y lo hizo con creces. Esos factores permitieron marcar mínimas diferencias a los azulones. Ninguno de los dos equipos consiguió llevar una renta mayor de cinco puntos. Esa igualdad se tradujo en un final de infarto con cinco faltas rojillas en tres segundos y dos tiros libres de D.P. El británico sólo convirtió el segundo de ellos y con un triple de Navarra se forzaba la prórroga. Por suerte, los azulones se llevaron la victoria que significa el subcampeonato.
El partido.
Uno de los partidos más complicados por vivirse en El Plantío comenzaba estos cinco hombres: Juan Aguilar, Rafa Huertas, Marcus Vinicius, Mateo Kedzo y Jerome Tillman. Juan tenía la difícil tarea de suplir al lesionado Dani López y hoy podía ser el partido de su consagración. Los primeros minutos estuvieron marcados por una intensidad defensiva tremenda por parte de ambos conjuntos. Autocid Ford Burgos trataba de superar el muro navarro a base de penetraciones de Marcus y de Jerome. Con un marcador muy corto y equilibrado (8-5) se llegó al ecuador del cuarto, cuando Juan Aguilar fue amonestado con su segunda personal y tuvo que suplirle Jesús Castro. Poco después el gallego realizó una antideportiva a Starosta que el pívot checo no fue capaz de anotar.  A falta de veinte segundos para llegar al final del cuarto, Andreu solicitó tiempo muerto. Los azulones supieron defender el ataque visitante y la bocina sonó con 17-13 en el luminoso.
En el inicio del segundo cuarto Iruña Navarra anotó dos triples consecutivos para ponerse por primera vez por delante en el marcador (17-19). Los hombres de Ángel Jareño salieron tan enchufados que se marcaron un parcial de 4-10. La situación mejoró algo para Autocid Ford Burgos pero a los burgaleses se notaba que les costaba seguir el ritmo de los visitantes. Andreu pidió tiempo muerto, a la mínima que los rojillos tomaron algo de aliento en el marcador (25-30). La nueva fórmula funcionó con un parcial de 4-0 que obligó a parar el partido a Ángel Jareño (29-30). La remontada no se consumó, pero se llegó con un marcador muy igualado al descanso, 29-34.
Era fundamental comenzar bien el tercer cuarto. Juan Aguilar volvió a la faceta de director de juego y el equipo le respondió marcando un parcial de 16-5, para volver a mandar en el marcador. (42-39). Ángel Jareño solicitó tiempo muerto para parar la sangría de puntos que los azulones, especialmente desde la línea de 6,75, estaban anotando (45-39). Iruña Navarra supo salir de su crisis de juego y volver a encontrar el camino de la canasta. Con la máxima ventaja que había disfrutado el equipo en todo el partido, cinco puntos, se llegó al final del tercer periodo, 54-49.
El cuarto de máxima tensión que podría dejar a los azulones con el segundo puesto comenzó algo descontrolado, con fallos y contras que sólo Navarra fue capaz de materializar. Con un parcial de 0-6 y el marcador, una vez más igualado, Andreu paró el partido (54-54). Los siguientes minutos estuvieron marcados por la igualdad, pero Ángel Jareño no estaba cómodo con lo que estaba viendo y paró el partido con 61-59 en el luminoso. Restaban cinco minutos para la conclusión del partido más importante de la temporada y la afición sabía que era necesaria para acompañar al equipo a la victoria. Con dos minutos para el final y 66-63, cada canasta era una proeza. A falta de 8,7 segundos para el bocinazo final, la renta era escasa para los azulones (66-64), pero tenían la posesión. Los navarros con sólo una falta de equipo, se dedicó a hacer faltas hasta llegar a las de tiro y no dejar que el tiempo corriese. Con 5,7 segundos para el final estaban con cuatro de equipo y la quinta le llevó a D.P a la línea de tiros libres. El británico falló el primero, pero el segundo fue dentro y obligaba a los rojillos a anotar un triple en los 4,8 segundos que quedaban para forzar la prórroga. Al final, Iñaki Narros lo intentó pero el tiro calló en manos azulonas y el subcampeonato se cerró con el 67-64 en el marcador.
Parciales: 17-13 / 12-21 / 25-15 / 13-15.
Autocid Ford Burgos: Pep Ortega (4), Rafa Huertas (15), Mateo Kedzo (6), Chus Castro (4), Darren Phillip (8), Juan A. Aguilar (3), Marcus Vinicius (12), Jerome Tillman (15), Ross Schraeder (0).
Grupo Iruña Navarra: Anton Savitski (0), Kevin Langford (7), Iñaki Sanz (7), Nicola Rakocevic (5), Mikel Uriz (10), Jorge García (12), Iñaki Narros (12), Ondrej Starosta (11).

No hay comentarios:

Publicar un comentario