martes, 24 de abril de 2012

Si no teneis dinero para el nuestro...

Un club castellano puja por la plaza que mantiene la entidad catalana en la liga ACB. El Joventut, en concurso de acreedores, deberá vender sus activos si no llega a un acuerdo con el juzgado que supervisa el proceso de insolvencia

La plaza con la que juega el equipo de baloncesto Joventut de Badalona podría terminar en manos de un club de Burgos si la entidad catalana no llega a un acuerdo con el juzgado mercantil que supervisa el concurso de acreedores en el que está inmerso. El Ayuntamiento de Burgos ha realizado gestiones para determinar el valor de mercado de la licencia que el equipo mantiene en la liga ACB (Asociación de Clubes de Baloncesto), según ha podido saber Economía Digital.

El juzgado mercantil número 3 de Barcelona, que tramita el proceso de insolvencia del Joventut, ha recibido un requerimiento para conocer el valor de algunos activos del club, entre ellos la licencia que mantiene en la liga ACB. Pero los administradores judiciales trabajan para sellar un convenio de acreedores el próximo junio, según confirmó el juez de instrucción número 3, José María Fernández.

La voluntad, tanto de los administradores como del propio club, es evitar el traspaso de la licencia, cuya venta significaría una catástrofe deportiva y económica sin precedentes en el equipo más emblemático de la ciudad, con 82 años de historia. Los activos del equipo, entre ellos varios terrenos en Badalona, han evitado la liquidación.

Deuda con Hacienda

El club atraviesa una situación financiera muy complicada y arrastra una deuda de 15,5 millones de euros. La mayor parte de los créditos fueron asumidos con Caixa Laietana (hoy Bankia), unos seis millones de euros, aunque también tiene deudas con Caixabank, BBVA y Banesto. El equipo también debe a Hacienda 1,8 millones de euros.

“Hay muchos rumores de lo que podría ocurrir si esto no se soluciona, pero nosotros sólo trabajamos en un camino: resolver con los juzgados el concurso de acreedores. No trabajamos en otra solución diferente”, explica Màxim Peregrina, vicepresidente económico del Joventut.

La hipotética venta del equipo catalán en la liga profesional –un escenario remoto, según casi todas las fuentes consultadas-- debería estar avalada por los miembros de la liga es decir, por el resto de los 17 equipos que la integran, explica Mario Hernando, director de Comunicación de la ACB.

Precedente

El ingreso de un nuevo club exigiría, entre otros requisitos, un depósito de entrada y contar con un pabellón de más de 5.000 espectadores. La entrada a la ACB del Fuenlabrada, tras la compra de las acciones y derechos del Huesca, supuso un desembolso de 400 millones de pesetas, unos 2,4 millones de euros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario