lunes, 23 de abril de 2012

«Nos llevamos bien en la directiva porque no tenemos ninguna pretensión»

José Rafael Briñas, directivo de Autocid Ford y colaborador en Relaciones Institucionales

Empezó a trabajar casi en pantalón corto en Cajacírculo, donde ha desarrollado su actividad profesional durante 38 años. Se desligó de la entidad financiera hace pocos meses, siendo director de gabinete de la Dirección General y responsable de la Obra Social y de Relaciones Institucionales. Su carácter abierto, buen conversador y de talante conciliador han sido fundamentales en su trabajo. Ahora su don de gentes lo pone al servicio de Autocid Ford. José Rafael Briñas es directivo del club y el encargado de las relaciones institucionales, aunque rechaza el cargo de directivo. Le gusta la discreción y trabajar en la sombra. «No quiero algo que me lleve a la cautividad», revela.
«No somos una directiva al uso. Somos un grupo de gente que dedicamos horas al club y que además en algunos casos pone su patrimonio en una actividad que consideramos beneficiosa para Burgos y que divierte a la gente», puntualiza. Destaca las buenas relaciones entre todos los componentes de la junta directiva y aclara que el motivo es muy sencillo: «nadie va a sacar dinero. En los desplazamientos cada uno se paga lo suyo. Aquí se pone tiempo y dinero, nadie saca nada material. No tenemos ninguna pretensión y todos echamos una mano. No hay dinero por medio que se quede entre las uñas. Este no es el club donde uno pone-pone y otros gastamos ».
Rafael Briñas está satisfecho en la directiva de Autocid Ford, aunque contrasta que «a esta directiva le falta apoyo. Esta ciudad adolece de muchas virtudes y con el baloncesto no está. Tiene la mejor afición de toda LEB Oro. Nunca se ha visto un campo tan lleno. Es extraordinaria. Incluso perdiendo se anima. Solo he visto que pitara al equipo una vez y con toda razón. Fue ante Clavijo Logroño. Ya la quisieran otros equipos».
Desde muy joven ha estado vinculado al mundo del baloncesto. Perteneció a un club en Alcalá de Henares en su época estudiantil y ha sido jugador. «Era alero y no se me daba mal. Era un 3 majo, puro. Ahora eso no es tan normal: hay 3 que juegan de 2 ó de 4», contrasta Rafael Briñas al tiempo que confiesa su admiración por «Ross Schraeder de la pasada campaña y ahora me está gustando mucho Rafa Huertas».
Siempre ha sido socio de algún club: Tizona, Vekaventanas, Maristas... y estos últimos años Autocid Ford. Ha presenciado muchos partidos y casi todos en compañía de su esposa María Jesús. «También le gusta mucho el baloncesto», añade.


A sus aficiones personales se une su actividad laboral. «Por mi trabajo he estado relacionado con el deporte a través de la obra social. Firmamos convenios con el Jopisa y el UBU de voleibol; también se alcanzaron acuerdos con Autocid Ford como los cursos de medicina deportiva y la campaña destinada a acercar a los escolares de la provincia a ver los partidos», recuerda.
Actualmente dedica gran parte de su tiempo a echar una mano. «Si me dicen que tengo que estar en una rueda de prensa, voy; a hablar con alguna autoridad, lo hago. No hay problema. Los únicos disgustos que me dan son deportivos como el año pasado en el cuarto partido ante Obradoiro; aunque solo me duran lo que dura el encuentro; lo asimilo bien».
Es optimista; destaca las muchas opciones que tiene el equipo de finalizar segundo en la Liga regular «si ganamos al Grupo Iruña está seguro. Después vendrá el play off y si tenemos el factor campo a favor tendremos dos partidos fijos en El Plantío en cada eliminatoria».
Mantiene la linea esperanzadora y positiva de sus compañeros de directiva sobre el futuro del primer equipo. «El club está preparado para ACB y, además, por la afición, lo que haga falta. También es cierto que se necesitará ayuda institucional o de alguna empresa, sino es imposible; aunque habrá que intentarlo todo para que la situación sea la mejor posible para el club», reconoce José Rafael Briñas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario