jueves, 19 de abril de 2012

Canastas y bailes, en la fiesta de El Plantío

Peter Lorant, Micah Downs, Diego García y Marko Banic, testigos de lujo en la noche de Import Móvil Julián 
Más de 3.500 personas presenciaron las actuaciones de las cheerleaders del Barcelona y del grupo Dunks Kings

Los mates espectaculares del grupo esloveno Dunks Kings; los vistosos y dinámicos bailes de las cheerleaders del Barcelona y un partidillo especial de los jugadores del Autocid Ford fueron los principales atractivos en la noche de presentación de los coches KIA Cee’d y KIA Óptima en El Plantío. Julián Alonso, concesionario de ambos modelos en Burgos, unió su actividad profesional con su gran pasión, el baloncesto, y organizó una fiesta singular con cuatro invitados de excepción: tres exjugadores de Autocid, que actualmente militan en ACB, Peter Lorant, Diego García y Micah Downs, y el capitán del Gescrap Bizkaia, Marko Banic.
Los cuatro hombres de la Liga Endesa, que también cuenta con el patrocinio de KIA, mostraron su satisfacción por participar en la fiesta donde el baloncesto tenía un protagonismo especial. Confesaron sus deseos de que Autocid Ford haga realidad el sueño de la ACB y de conseguir con sus respectivos equipos alcanzar el play off por el título. El alero argentino Diego García, que milita en el Blancos de Rueda Valladolid, llegó a El Plantío con el tiempo justo para presenciar el espectáculo sin hacer declaraciones.
Todos fueron recibidos con grandes aplausos y oyeron cómo coreaban sus nombres. En El Plantío se vivió un anticipo de lo que puede ser el play off de ascenso a ACB. Centenares de aficionados ocuparon las gradas del polideportivo y una vez más se comprobó que el recinto se queda pequeño. Fue curioso ver cómo Fernando Andrés, vicepresidente de Autocid Ford y máximo responsable del concesionario Ford, colocaba sillas plegables en la pista para dar acogida a los espectadores. En esta labor contó con la ayuda del propio Julián Alonso, del médico del club Enrique Ruiz, y de Chema Bañares, entre otros.
La gran aceptación de la presentación de los dos nuevos coches de KIA retrasó el inicio de la fiesta. El Plantío se quedó en penumbra, alumbrado por dos grandes focos de colores y ambientado por una música muy rítmica ante un público entusiasta. Era la hora de la magia del baloncesto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario