lunes, 16 de abril de 2012

«Burgos merece un pabellón multidisciplinar»

«El ascenso de Autocid Ford a ACB impulsaría un acuerdo más inmediato y tendríamos que ir todos de la mano»

Tiene 37 años y está cumpliendo su tercera legislatura en el Ayuntamiento como uno de los hombres fuertes y con un futuro muy prometedor. Dejó la competencia de Hacienda con el cambio de alcalde y ahora rige los dineros del deporte burgalés, entre otras muchas responsabilidades como portavoz del grupo popular. Responde al nombre de Ángel Ibáñez, concejal de Servicio de Deportes, que esta campaña ha subvencionado a Autocid Ford con 119.273 euros.
Busca la relajación jugando a fútbol sala con compañeros de la Universidad y también juega al frontenis en el polideportivo de Rabé de las Calzadas para ‘evitar suspicacias’. Forma pareja con el alcalde, Javier Lacalle. Es rápido en las respuestas; sin titubear en las cuestiones prácticas y cualquier duda la resuelve con datos y documentos. Rechaza que con el cambio de Hacienda a Deportes haya perdido poder. Al contrario, lo ha incrementado con el cargo de vicealcalde y concejal de Fomento. Ahora está inmerso en la transformación del Servicio en el Instituto Municipal de Deportes con el objetivo de «mantener la estructura de personal y mejorar la gestión».


Justifica la reducción de las subvenciones municipales -un 10%- y asegura que «procuré explicar con razonamientos que estaba dentro de la dinámica global del Ayuntamiento».
Este dato contrasta con la cifra facilitada hace unos días donde la Casa Real informó que reduciría sus gastos en un 2%. «Son ámbitos de decisión distintos», puntualiza diplomático.
Con los números se mueve como ‘pez en el agua’ y desgrana las cantidades que debe tener Autocid Ford para competir en ACB. Las suma a velocidad meteórica y concreta que «unos diez millones de euros en solo un año, la mitad del proyecto del Arena Plaza», para matizar conciliador «es el club el que lo tendrá que analizar y si se da el caso, una vez conseguido el ascenso habrá qué sentarse y hablar; pero hasta que no haya datos reales no sirve de mucho hacer cábalas. El cuento de la lechera no sirve».
Idéntica seguridad muestra con el tema del pabellón, una de las demandas más reclamadas por la afición y exigencia de ACB. «No es el mejor momento y por eso se ha paralizado el Arena Plaza, pero es una estructura adecuada. Burgos necesita un pabellón multidisciplinar para cultura, deportes y festejos taurinos. ¿Demasiado? No lo creo y ¿el nuevo auditorio? ¿El hospital universitario? ¿La Catedral? Son nuestras señas de identidad y yo me siento orgulloso», revela.
Contrastamos su optimismo con el fiasco del Arena Plaza de Logroño y asegura que «nosotros visitamos otros recintos y otros proyectos para mejorar el nuestro»; al tiempo que opina que «el palacio de deportes que propone Fernando Andrés está basado para cubrir las necesidades de un solo deporte y se queda cojo».
Una de las exigencias de la Ley del Deporte es la obligatoriedad de convertir el club en sociedad anónima deportiva, requisito necesario para competir en ACB. Burgos ha vivido dos experiencias frustrantes y reconoce que «la conversión fue dolorosa y llevó a situaciones dramáticas en lo personal a gente que tomó una decisión con buena voluntad». Recuerda la existencia del Real Burgos SAD, donde el Ayuntamiento es el accionista mayoritario, e invoca a los servicios jurídicos municipales ante los rumores sobre posibles ‘movimientos’ en el mencionado club de fútbol.
Ángel Ibáñez es socio del Burgos CF, del UBU de voleibol y del Autocid Ford, aunque pocos partidos ha visto de baloncesto esta campaña. «Son las responsabilidades familiares. El viernes es el día que puedo estar un rato más con mis hijas», confiesa al tiempo que muestra con orgullo los rostros sonrientes de Alba y Vera, grabados en la carcasa del ‘smartphone’. Sigue al equipo a través de los medios de comunicación; confiesa admirar la fortaleza de Marcus Vinicius y de Jerome Tillman y disfruta con los triples de Rafa Huertas, «cuando tiene la mano fina».
Cerramos la conversación en su despacho en la Casa Consistorial con una pregunta a bocajarro. ¿Ve al Autocid Ford jugar la próxima campaña en Vitoria? Con un quiebro, digno de la más alta escuela, responde: «Eso significaría que ha subido a ACB y por lo tanto impulsaría un acuerdo más inmediato. Tendríamos que ir todos de la mano».

No hay comentarios:

Publicar un comentario