sábado, 24 de marzo de 2012

Victoria con doble valor ante el Lleida

Bloque intenso. Los jugadores de Andreu Casadevall recuperaron las buenas sensaciones y se mostraron como un equipo sólido en todas las facetas del juego.
Autocid Ford: 88  Lleida: 53

Autocid Ford: Nombre    Ptos    Min.    As.    Reb.    Val.
Dani López    11    21:54    1    1    11
Rafa Huertas    15    25:52    1    0    12
Marcus Vinicius    8    20:30    2    5    13
Jerome Tillman    1    20:02    0    3    3
Mateo Kedzo    7    20:36    0    5    8

Nombre    Ptos    Min.    As.    Reb.    Val.
Juan Aguilar    4    18:19    4    2    6
Jesús Castro    11    21:54    1    1    11
Ross Schraeder    10    10:46    0    1    7
Pep Ortega    12    14:56    1    6    12
Darren Phillip    16    23:28    0    15    31
Rubén Duarte    0    00:58    0    0    0
Alberto Antuña    3    00:58    0    0    3
TOTAL    88        13    45    115

Lleida: Nombre    Ptos    Min.    As.    Reb.    Val.
José Simeón    1    22:10    2    2    -6
Jason Detrick    13    29:42    3    3    14
Miquel Feliú    2    22:32    2    2    -1
Alfonso Alzamora    4    25:06    0    5    2
Charles Ramsdell    9    23:32    1    2    9

Nombre    Ptos    Min.    As.    Reb.    Val.
Steven D’Agostino    0    15:00    1    1    -5
Paco Vázquez    8    19:23    0    1    5
Marc Rubio    5    10:13    2    1    6
Jonathan Kale    11    25:14    0    2    14
Eduard Villacampa    0    04:04    0    0    -1
TOTAL    53        11    21    38
ÁRBITROS. Francisco Morales Ruiz y Rafael Serrano Velázquez.

INCIDENCIAS. Partido correspondiente a la vigésimo novena jornada de LEB Oro, disputado en El Plantío ante unos 3.000 aficionados.

Parciales:
18-16 (primer cuarto),
20-10 (descanso, 38-26),
28-14 (tercer cuarto, 60-40),
22-13 (final, 88-53).
«Nos sacaron del campo y eso no lo debemos volver a permitir». Así recordaba Andreu Casadevall el encuentro de ida. Sus palabras fueron un buen augurio y sus hombres respondieron a la perfección. Trabajaron durante los 40 minutos; confeccionaron un juego brillante hilvanando destacadas acciones ofensivas; realizaron una gran labor defensiva; fueron los señores del rebote y lograron una victoria balsámica. Anoche Autocid Ford volvió a jugar en equipo, fue un bloque sólido y compenetrado y recuperó el baskeaverage frente al Lleida.
Muchos de los males que merman al equipo de Andreu Casadevall desaparecieron anoche en El Plantío. Se olvidaron las individualidades y las acciones heroicas para salvar al equipo. Todos trabajaron al máximo pensando en el grupo y en el mayor beneficio. La intensidad se mantuvo con las rotaciones y todos, absolutamente todos, sumaron.
La dirección de Dani López y Juan Aguilar superó a la del joven José Simeón y a la del italiano D’Agostino. Ricard Casas tuvo que sacar a Marc Rubio.
Los exteriores robaron balones, defendieron con garra y anotaron con acierto. Rafa Huertas y Jesús Castro estuvieron magistrales en la defensa de Jason Detrick; Marcus Vinicius puso su plus de intensidad defensiva durante todo el partido y en el tercer cuarto rompió muy bien la defensa catalana con tres canastas y Ross Schraeder anotó dos triples espectaculares.
Los cuatro interiores también hicieron un gran juego. Brilló con luz propia la calidad de Darren Phillip, muy acertado bajo el aro y dueño del rebote ante la desesperación de Alfonso Alzamora. Pep Ortega estuvo más luchador que nunca en todos los balones y Mateo Kedzo jugó con seguridad, adquiriendo una importante dosis de confianza. El más desentonado fue Jerome Tillman. Al festival de los 10 hombres de Andreu Casadevall se unió el joven Alberto Antuña -que cerró el casillero anfitrión con un triple- y el pívot burgalés, Rubén Duarte.

Labor defensiva
Había una cierta inquietud ante la fortaleza del Lleida. Los recuerdos del partido de ida no eran muy positivos y en la memoria quedaba el mal encuentro jugado en La Palma. Las urgencias por vencer no amedrentaron a los jugadores de Andreu Casadevall, que abrieron el marcador con un triple de Mateo Kedzo. Desde las primeras jugadas intentaron superar la defensa del Lleida con lanzamiento largos. Movieron el balón y buscaron las mejores opciones de tiro. Todos anotaron, aunque el gran esfuerzo se destinaba a la defensa. Rafa Huertas hizo un seguimiento especial a Jason Detrick; mientras que Jesús Castro fue la ‘sombra’ del exACB Paco Vázquez. Las defensas se impusieron sobre los ataques y cerraron el primer cuarto con un neutro 18-16.
Dos triples de Paco Vázquez nada más comenzar el segundo cuarto establecieron la última igualada del partido (22-22). Con las rotaciones en ambos equipos, Autocid Ford incrementó la intensidad y Pep Ortega se erigió en el gran defensor. Luchando hasta lo indecible y anotando canastas. Estaba espléndido y Ricard Casas quiso cortar su buen momento con un tiempo muerto. No sirvió de gran cosa pues su exjugador siguió sumando. Con la segunda personal dejó su puesto a Jerome Tillman.
El americano intentó mantener la intensidad defensiva, pero anoche no tenía su día y resurgió la figura de Darren Phillip. El inglés se convirtió en el perfecto ‘center’, dueño y señor bajo canasta con 10 puntos y 7 rebotes. Su labor fue espectacular, llegando al descanso con 12 puntos de ventaja (38-26).


Cuestión de números
Lleida ya había perdido el norte. Autocid Ford les estaba sacando del campo y eran incapaz de reaccionar. Por contra, los jugadores de Andreu Casadevall hacían cálculos. Habían perdido en la ida por 14 puntos (90-76) y estaban muy cerca de superarlo. Marcus Vinicius, con el corazón y la fortaleza que tanto encandila a la afición burgalesa, fue el encargado de adquirir una ventaja de 16 puntos (44-28) y cristalizar la aspiración del equipo.
Los castellanos recuperaron el juego de equipo y con la dirección de Dani López, Rafa Huertas volvió a ser figura clave. Logró un parcial de 7-0 (55-33), que dejaba sentenciado el partido. Al festival anotador y defensivo, ante una anonadado y rendido Lleida, se involucraron todos, cuajando posiblemente uno de los mejores partidos de la campaña, (88-53).

No hay comentarios:

Publicar un comentario