viernes, 23 de marzo de 2012

¡A por Lleida!

Partido trascendental en las aspiraciones al playoff de Autocid Ford Burgos. Frente a frente dos de las mejores defensas de la liga.

Llegamos al final. Este duro vía crucis termina en El Plantío frente a Lleida, el cuarto clasificado. El balance hasta el momento es de dos victorias (Menorca y Canarias) y dos derrotas (Melilla y La Palma). Por ello, será este quinto partido el juez de esta dura prueba ante los primeros clasificados de la categoría. Tras la derrota en La Palma, el equipo permanece con la moral intacta y los jugadores tienen ganas de firmar una importante victoria esta noche. Sin embargo, la semana ha sido dura, en cuanto a molestias físicas se refiere. Jesús Castro sufrió una sobrecarga en los abductores en La Palma, Rafa Huertas un golpe en la rodilla durante un entrenamiento, y Marcus Vinicius con dolores en los isquiotibiales han sido los damnificados. Por suerte, los jugadores ‘tocados’ han superado sus problemas físicos y estarán todos los efectivos disponibles para afrontar el relevante partido que vivirá El Plantío esta noche.

 
Lleida Bàsquetbol.
Los catalanes llegan con una racha de cuatro victorias consecutivas y la moral por los aires. Además, la vuelta de Jason Detrick, tras una semana de descanso ante C.B Granada, supone más pólvora ofensiva para Lleida. El escolta austriaco promedia más de 14 puntos por partido, además de todo lo que es capaz de hacer en el resto de las facetas del juego. Otra de las armas del técnico, Ricard Casas, es Miquel Feliu. El alero catalán es uno de los mejores nacionales en su posición y una amenaza constante cuando tiene metros por delante. La tripleta del perímetro la completa un buen director de orquesta como Marcus Norris. El veterano base croata es uno de los mejores asistentes de la liga con un promedio de cuatro por partido. En la pintura el hombre más peligroso de los catalanes es el rápido ala-pívot Jonathan Kale. El marfileño es el máximo reboteador del equipo (5,5 rpp) y un gran anotador bajo el aro (12 ppp). El quinteto de oro de los ilerdenses lo completa el techo del equipo, Allen Ramsdell (2,08 m). Al peligro de esta gran plantilla hay que sumar la última incorporación desde la Adecco Plata, Steven Dagostino, que tras sólo dos partidos con Lleida, ya ha demostrado que su categoría está en la Adecco Oro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario