martes, 20 de marzo de 2012

Mano tendida de Fernando Andrés

El empresario, que presentó en 2010 un proyecto de Palacio de Deportes, solicita tranquilidad al Ayuntamiento para construir un amplio y moderno recinto deportivo

Fernando Andrés, director gerente de Autocid Ford y patrocinador del CB Atapuerca, aprovecha la actual coyuntura económica para pedir moderación al Ayuntamiento en la construcción del Burgos Arena. También reclama información sobre este proyecto, de momento aplazado, y una respuesta al Palacio de Deportes que presentó en 2010.
El empresario burgalés no es partidario de unificar una plaza de toros con un recinto deportivo y exige mayor mesura con el dinero público. Por este motivo, tiende una mano de colaboración y entendimiento con el Ayuntamiento para buscar la solución más idónea. Lo hace a título personal y como ciudadano burgalés, aunque durante el acto estuvo acompañado por cinco directivo del Autocid Ford, entre ellos el presidente Miguel Ángel Benavente.
Fernando Andrés no quiere ser cómplice del Burgos Arena, proyecto que analiza como «un grave error» y por ello aprovecha para desvelar los múltiples fallos, entre los que destaca los siguientes: «La cubierta móvil se lleva el 25% del presupuesto para una plaza que en sus 45 años de existencia ha tenido un uso aproximado de 500 días; el proyecto nace sin un plan de viabilidad, sin fórmulas de gestión conocida; sin equipación deportiva; no contempla los aparcamientos que exige el PGOU; desconocemos el aislamiento térmico; ¿cumple la normativa de instalaciones deportivas? ¿tendrá la temperatura recomendable; ¿cuáles serán sus gastos de mantenimiento? ¿cómo piensan mover los 840 metros cúbicos de tierra de la plaza? ¿tienen garantías las barreras desmontables?...».
Fernando Andrés considera una cobardía no analizar estos aspectos. Aprovecha el compás de espera para establecer un diálogo y pensar en la construcción de un pabellón «más práctico, más útil, más racional económicamente, sin grandes alardes» y buscar una fórmula racional de gestión. Termina afirmando que «siempre que hay un problema hay una solución», al tiempo que deja caer una frase reveladora «como ciudadano me parece inmoral pedir al Ayuntamiento que pague el canon de ACB (unos 3 millones de euros)».

No hay comentarios:

Publicar un comentario