domingo, 4 de marzo de 2012

Gran Triunfo en Menorca

Fuerte salida. Los jugadores de Andreu Casadevall comenzaron muy fuertes y cerraron el primer cuarto con un 8-22
Menorca: 68   Autocid Ford: 72
Menorca: Nombre    Ptos    Min.    As.    Reb.    Val.
Dani Pérez    8    26:27    6    2    11
David Navarro    13    26:35    0    0    9
Andreu Matalí    5    13:31    1    2    -2
Urko Otegui    5    19:27    4    6    6
Oliver Arteaga    6    30:54    1    14    22

Nombre    Ptos    Min.    As.    Reb.    Val.
Jorge Jiménez    0    13:33    2    2    -1
Roma Bas    5    9:34    0    0    5
Marc Blanch    18    20:39    0    1    13
César Bravo    2    09:48    0    0    0
Roberto Morentín    4    16:11    2    3    6
Taylor Coppenrath    2    13:21    0    1    -3
TOTAL    68        16    35    70

Autocid Ford: Nombre    Ptos    Min.    As.    Reb.    Val.
Dani López    9    27:04    4    3    15
Rafa Huertas    16    25:56    0    1    9
Marcus Vinicius    8    22:47    3    4    16
Jerome Tillman    12    22:27    0    2    7
Darren Phillip    4    25:13    4    10    11

Nombre    Ptos    Min.    As.    Reb.    Val.
Juan A. Aguilar    2    14:08    1    1    0
Jesús Castro    4    18:48    1    1    1
Ross Schraeder    3    11:48    0    0    0
Pep Ortega    14    31:49    0    1    7

TOTAL    72        13    25    68
ÁRBITROS: José Plá Giménez y Alberto Sánchez Ardid. Eliminaron a Jesús Castro, Por Autocid Ford (min. 39).

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la vigésimo sexta jornada de LEB Oro, disputado en Mahón ante unos 2.500 aficionados.
Parciales:
8-22 (primer cuarto),
25-19 (descanso, 33-41),
14-10 (tercer cuarto, 47-51),
21-21 (final, 68-72).
Al fin. Después de cinco derrotas consecutivas lejos del Plantío, Autocid Ford se reivindicó en la cancha de uno de los equipos favoritos al ascenso como es Menorca, con una victoria a domicilio fraguada en un primer cuarto fabuloso en el aspecto defensivo y con la eficiencia de un equipo de Andreu Casadevall que llegó a ponerse veinte arriba en el segundo acto. Los castellanos supieron capear la poderosa reacción del bloque balear en un final ajustado, con un triplazo final de Rafa Huertas que vale la victoria y un triunfo que supone algo más, mucho más, para la moral del equipo.
Primer cuarto marcado por la fantástica defensa de Autocid Ford, que sorprendía de salida a Menorca, capaz de anotar apenas ocho puntos en los diez minutos iniciales.
Los castellanos taparon bien a los dos interiores locales, Oliver Arteaga y Urko Otegui, y Autocid Ford, jugando muy bien atrás y con veloces contragolpes se puso con ventajas como un 2-9 (estelar Marcus Vinicius en ataque en el arranque) o un convincente 6-15 a 5:05 del descanso tras un triple de Pep Ortega y un acierto de Rafa Huertas.
La retirada de Darren Phillip con dos faltas en los primeros compases curiosamente le vino bien al conjunto de Andreu Casadevall, ya que Pep Ortega le suplió con enorme acierto, siendo el estilete junto a Marcus Vinicius.

20 puntos de ventaja
El técnico insular, Chema Berrocal, rotó a todos sus jugadores menos al escolta David Navarro, pero la defensa intensiva de los jugadores de Andreu Casadevall le permitía dominar e irse al primer parón con un concluyente 8-22.
Menorca Bàsquet estuvo los tres últimos minutos del cuarto sin anotar, desquiciados los isleños ante la perfección de los sistemas burgaleses.
El conjunto insular abusaba de los intentos triples. En el inicio del segundo cuarto pasaba lo mismo, y las rentas de Autocid Ford Burgos crecían. Con un escandaloso 10-29, Chema Berrocal pide tiempo de nuevo, pero Burgos, con un triple dePep Ortega y de Ross Schraeder, alcanzaba una máxima diferencia en el marcador de veinte puntos, un 14-34 a seis minutos del final que nadie podía esperar, pero que ahí brillaba.
Menorca en ese instante sí se puso las pilas (tampoco era muy difícil mejorar el ridículo de los catorce minutos iniciales). Volvió a cancha Dani Pérez junto a Oliver Arteaga. De la mano del mencionado base y de un Marc Blanch que ayer fue un estilete en la larga distancia, los locales encendieron a su público con un parcial de 9-0 que ponía el electrónico en un 23-34.

Huertas, enchufado
Andreu Casadevall ya había parado el encuentro con 21-34 pidiendo un tiempo muerto, y el equipo castellano se recompuso un poquito con un acierto de Jesús Castro y otro de Jerome Tillman.
Parecía que habían neutralizado los burgaleses el amago de reacción pero a falta de dos segundos, David Navarro roba una pelota y enchufa un triple sobre la misma bocina que ponía el electrónico en 33-41, ocho arriba pero euforia en los menorquines.
En el tercer cuarto, el alero David Navarro salió muy enchufado y el conjunto de Menorca, con triples de Andreu Matalí y del propio David Navarro, se puso dos veces a dos puntos apenas de diferencia, 45-47 y 47-49; pero Autocid Ford aguantó esta embestida, a pesar de haber perdido algo de intensidad en la defensa.
El tercer cuarto vio demasiado nerviosismo en los dos equipos, si bien al final Autocid Ford Burgos se sujetaba en los aciertos de Rafa Huerta y en el buen trabajo de la defensa para conseguir una renta corta. Las esperanzas de triunfo seguían intactas.
En el último periodo, Menorca Básquet llegaba a empatar a 57 a siete minutos del final, con la afición insular enfervorizada, después de dos triples de Marc Blanch, pero la respuesta del bloque de Andreu Casadevall fue eficiente con un parcial corto pero sabroso de 0-5, que llevaba el marcador a 57-62.
Pero ahí llegó una acción decisiva, ya que después del tercer triple de Marc Blanch, que acercaba de nuevo a los isleños, los locales pedían una falta de Jerome Tillman, lo que sería un tiro adicional tras el triple. Los colegiados no lo vieron así y señalaron una técnica a los mahoneses.
Los dos tiros libres de Rafa Huertas y la canasta en la jugada posterior de Jerome Tillman ponen en el luminoso el 62-69 a 3:18 para el final. David Navarro volvía a acercar a los suyos con un triple y dos tiros libres, 67-69 a 1:45. Mucha tensión sobre la pista, con un fallo de Marc Blanch ya en el último minuto y un triple de Rafa Huetrtas a once segundos que sellaba casi la victoria.
Un tiempo muerto de cada entrenador en ese lapso, con factores como el average sobrevolando el pabellón, pero el luminoso ya no se movió y el sabroso triunfo se vino hacia Burgos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario