miércoles, 8 de febrero de 2012

Entrevista Juan Alberto Aguilar

Juan Aguilar

Una comida
Cualquiera que lleve bechamel, pero siempre, hecha por mi madre.
Una bebida
Cualquier zumo, especialmente si es natural.
Una película
“La vida es bella”.
Una ciudad para perderte
Mi ciudad natal, Sevilla. No valoras tu ciudad hasta que no estás fuera de ella.
¿Qué tienen que tener tus vacaciones perfectas?
Una buena compañía. Mis vacaciones las ocupo en viajar con las personas más cercanas que no pueden estar día a día conmigo. Mi próximo gran viaje me gustaría que fuese a la India.
En un viaje largo, si encendiésemos tu mp3, ¿qué  tipo de música nos encontraríamos?
Me gusta el aran bee, pero si estoy estudiando escucho música clásica y antes de los partidos, algo de hip hop, por lo tanto, no tengo un estilo definido.
Tus manías antes de un partido
Sólo tengo una, cuando me cambio en el vestuario, salgo con las zapatillas sin atar, y siempre las ato sentado en el banquillo pisando un balón. A parte de eso, el día del partido necesito que sea rutinario, levantarme a la misma hora, comer lo mismo e intentar descansar un poco, eso me ayuda a concentrarme de cara al partido.
Tu jugador referencia
Elmer Bennet, por su inteligencia, por su posición dentro de la cancha… me fijaba en él cuando era más jóven.
Partido en el que más has disfrutado
Bueno, tengo que decir dos. Mi debut con la selección española sub 16 en 2004, y mi estreno en ACB con Caja Sol en 2008 frente al Regal Barcelona y saliendo de inicio.
¿En qué ocupas tu tiempo libre cuando no entrenas, y no estás entre familiares y amigos?
Suelo estudiar, estoy en sexto de la Licenciatura de Administración y Dirección de Empresas más Derecho. Además, suelo leer, actualmente estoy con la trilogía de ‘Millenium’, o veo series como ‘Perdidos’.
¿Cuál es el mejor momento de un día cotidiano?
La hora de ir a entrenar, disfruto con un balón en las manos.
¿A quién le darías el premio al mejor cómico del equipo?
Sinceramente me río con muchos, pero si tengo que decir uno, me quedo con Pep Ortega.

No hay comentarios:

Publicar un comentario