lunes, 13 de febrero de 2012

Derrota en Leon

El trabajo de Autocid se ve desbordado en los últimos minutos por un Baloncesto León muy respaldado por su afición.

Duro trabajo sin premio. Autocid Ford Burgos fue por delante en el marcador durante prácticamente todo el encuentro, pero no fue suficiente para traerse la victoria de León. El final del partido estuvo marcado por la polémica arbitral con una técnica y dos antideportivas en el último minuto del partido. Los rojillos supieron apretar los dientes en el momento clave de partido y se llevan su cuarta victoria consecutiva ante un pabellón volcado.
El partido.
Quinteto de gala el que dispuso Andreu Casadevall para afrontar una dura prueba en León. Los cinco elegidos fueron: Dani López, Chus Castro, Marcus Vinicius, Jerome Tillman y D.P. El partido comenzó con una buena canasta de D.P que se vio sucedida por muchos errores en los lanzamientos posteriores. Los leoneses aprovecharon sus ocasiones y se pusieron 8-4. Pero la canasta sobre la que atacaba Autocid Ford Burgos estaba bien resguardada por la marea azul que se desplazó hasta el Palacio Municipal de Deportes de León y llegó la respuesta con un parcial de 0-10 (8-14). Los minutos siguientes se rigieron por la igualdad y eso dejó al final del primer cuarto tablas en el marcador, 23-23.

El inicio del segundo periodo estuvo marcado por la eficacia defensiva de los burgaleses y pronto pusieron un parcial de 0-6 que obligó a Javier Gonzalo a detener el partido. Con la reanudación llegó la reactivación de Baloncesto León de manos de Lucho González que anotó dos triples, prácticamente consecutivos, para devolver a su equipo al partido (32-34). A pesar de la dinámica rojilla, Autocid no se dejó apabullar y siguió marcando las distancias con mucho trabajo defensivo y buenas penetraciones en ataque (33-38). El segundo cuarto terminó con una canasta sobre la bocina de Mario Díez que dejó de nuevo un luminoso muy apretado, 36-38.
Como en los dos cuartos anteriores, el tercero no podía ser diferente y los azulones comenzaron anotando primero gracias a un rebote estratosférico de Marcus Vinicius. La afrenta fue devuelta por los locales con un parcial de 5-0 que les puso por segunda vez por delante en el marcador (41-42). Los azulones recondujeron el río a su cauce pero aun así el partido parecía abocado a transcurrir igualado (45-46). Andreu no estaba nada conforme con el juego de su equipo y solicitó tiempo muerto a dos minutos para el final del cuarto. La bocina llegó en el peor momento para los azulones que cerraron el cuarto con tablas en el marcador como ya lo hicieran en el primero, 50-50.
Ojalá todos los partidos comenzaran con la emoción con la que se inició el último cuarto en el Palacio de los Deportes de León. Todo por decidir y ambas aficiones volcadas en conducir a sus respectivos equipos a la victoria. Los hombres de Javier de Grado supieron como ponerse por delante y meter miedo a los burgaleses, en un final abonado a la tensión (56-54). La máxima ventaja en el marcador hasta el momento para los leoneses llegó a falta de poco más de tres minutos para el final (61-57). En ese momento cada canasta era una proeza y Autocid la supo llevar a cabo con un importante 2+1 de Dani López a falta de un minuto y medio para el final (65-65). Lo que se vivió después fue un torbellino de acciones que supieron manejar mejor los locales, cerrando el partido en 75-71.
Parciales: 23-23 / 13-15 / 14-12 / 25-21.
Baloncesto León: Manny Quezada (11), Christopher Mortellaro (14), Mario Díez (4), Lucho Fernández (12), Jonathan Durley (6), Franco Rocchia (11), Julio González (12), Javier Mugica (5).
Autocid Ford Burgos: Pep Ortega (4), Rafa Huertas (0), Dani López (13), Chus Castro (11), Darren Phillip (12), Juan A. Aguilar (2), Marcus Vinicius (4), Jerome Tillman (16), Ross Schraeder (9).

No hay comentarios:

Publicar un comentario