lunes, 30 de enero de 2012

Tercera derrota seguida

Tercera derrota consecutiva

Mala salida. Los jugadores de Andreu Casadevall comenzaron muy descentrados el encuentro en Girona (11-0) y debieron esforzarse para remontar (27-25)
Girona 81 - Autocid Ford 77
Girona
Nombre    Ptos    Min.    As.    Reb.    Val.
Jordi Valmajo    15    38:34    5    2    18
Nacho Ordín    16    36:10    1    5    15
Marc Fernández    2    22:56    2    1    -1
Rolands Freimanis    13    29:56    0    11    15
Darryl Middleton    17    29:55    0    6    23

Nombre    Ptos    Min.    As.    Reb.    Val.
Pau Villa    0    09:41    0    2    -3
Sergi Pino    11    27:39    1    8    11
Michel Acosta    0    00:29    0    0    0
Thomas Coleman    5    16:42    0    4    6
Álvaro Alarcón    2    12:58    0    1    -1
TOTAL    81    225:00    8    40    83

Nombre    Ptos    Min.    As.    Reb.    Val.
Dani López    5    31:29    5    4    9
Rafa Huertas    3    11:36    0    0    -1
Marcus Vinicius    22    30:43    0    10    29
Jerome Tillman    4    32:53    1    9    -3
Darren Phillip    9    25:25    0    8    5
Autocid Ford

Nombre    Ptos    Min.    As.    Reb.    Val.
Juan A. Aguilar    1    13:09    5    1    5
Jesús Castro    9    31:00    3    5    9
Ross Schraeder    12    17:03    1    1    10
Pep Ortega    8    15:33    0    3    2
TOTAL    77    225    16    44    66

Autocid Ford volvió a perder ayer, y ya van tres semanas consecutivas, lo que ha condenado al equipo a perder la segunda plaza de la tabla clasificatoria y caer hasta el cuarto puesto.
Cierto es que los burgaleses reaccionaron tras un pésimo inicio y tuvieron opciones hasta el final, y que durante algunos minutos del último cuarto parecía que tenían la victoria en el bolsillo. Pero los de Andreu Casadevall se mostraron demasiado ansiosos, algo de lo que se ha lamentado en las últimas semanas en entrenador, y cometieron errores que dieron vida a un Girona que consiguió forzar la prórroga.
Ahí los nervios fueron muchos para los dos equipos y el encuentro se decidió desde la línea de tiros libres, donde Girona estuvo más acertado que el cuadro castellano.
Ahora a los burgaleses no les queda otra que rehacerse rápidamente y pensar ya en el partido de la Copa Príncipe que mañana le enfrentará al Canarias en las islas afortunadas.

pésimo comienzo. El inicio del encuentro no pudo ser peor para Autocid Ford, que saltó a la pista atenazado por la presión de los malos resultados de los últimos encuentros. Así las cosas, los de Andreu Casadevall se encontraron pronto a merced de un rival mucho mas entonado que dominó por completo el juego, con una gran defensa y jugando con seguridad al ataque. Autocid Ford, por su parte, no estaba en el partido y durante los primeros dos minutos y medio de partido no anotó ni una sola canasta, lo que permitió a Girona irse en el marcador con un 11-0 que obligaba a Andreu Casadevall a solicitar tiempo muerto para intentar despertar a su equipo. No sirvió de mucho. Estaba blando y tensionado y Girona llegó a poner el 15-2 mediado el cuarto.
Pero poco a poco el potencial y, sobre todo, la capacidad física de Marcus Vinicius empezó a hacerse patente y el equipo consiguió cortar poco a poco las distancias. En todo caso Girona, con una buena dirección de Jordi Vallmajó, resistía la exigencia del rival y se llegaba al final con 27-20.
La dificultad para cerrar el rebote defensivo de Girona propició que Tabak apostase por una defensa zonal al inicio del segundo cuarto. Un segundo cuarto que comenzó con el público catalán crispado a raíz de dos técnicas consecutivas señaladas a Freimanis y Tabak.
Autocid Ford supo aprovechar esas circunstancias para seguir recortando distancias hasta dejarla en solo dos puntos (27-25, minuto 13). Eran los mejores momentos de un Burgos que siguió muy centrado y conseguía poco después situarse por delante en el marcador por primera vez en todo el encuentro tras un triple de Pep Ortega (32-33, minuto 14).
Pero Girona no se vino abajo y con un buen trabajo, sobre todo de los interiores, superaron este bache y consiguieron irse al descanso con un ajustado 42-44.
Al inicio del tercer cuarto Girona intentaba imponer la intensidad de los inicios del encuentro, pero Autocid Ford ya estaba sobre aviso y también salió mas enchufado. A raíz del acierto de Freimanis, bien acompañado por Middleton, los catalanes volvieron a tomar la iniciativa en el marcador. Marcus Vinicius era el gran puntal de los burgaleses, haciendo daño tanto en las acciones cerca del aro (forzó la cuarta a Marc Fernández, que era el único que físicamente le podía parar), como también en el tiro exterior. Él aguantó al equipo para llegar al final del tercer período con tres puntos de desventaja (60-57).
Fue en el último cuarto cuando la irrupción de Ross Schraeder, con dos triples consecutivos, hizo pensar que los burgaleses impondrían su mayor profundidad de banquillo y potencial (66-69, minuto 35).
Pero extrañamente Autocid Ford cometió errores inexplicables y el Girona consiguió llegar a los últimos dos minutos de partido con el marcador empatado. Aquí también a los anfitriones les pesaron las piernas e incluso Nacho Ordín no acertó. Pero cuando todo parecía ganado para Burgos (72-74 y 6/02 segundos), Middleton en el último segundo conseguía forzar la prórroga.
En el tiempo extra los dos equipos fueron un manojo de nervios y se mostraron muy desacertados, tanto que solo hubo una canasta de campo (Jesús Castro) en toda la prórroga. Así, todo se decidió en los tiros libres y ahí Girona estuvo más sereno y mucho más acertado que Autocid Ford.

No hay comentarios:

Publicar un comentario